Tecnología DVB-C2

Las aplicaciones de TV de alta definición (HDTV) y de vídeo a la carta (VOD), junto con las redes de cable de TV, requieren grandes capacidades de transmisión. Sin embargo, el estándar DVB-C que se utiliza desde 1994 está limitado en este aspecto. El objetivo del DVB-C2 es aumentar la capacidad de transmisión en más de un 30 % manteniendo el mismo ancho de banda de canal.

Además de los modos de una sola portadora, ahora el estándar define modos multiportadora con multiplexación por división de frecuencias ortogonales (OFDM). Ahora son posibles peticiones QAM de hasta 4096, en contraste con el máximo de 256 QAM que ofrece DVB-C.

En los modos OFDM, como en DVB-T/DVB-T2, se utilizan pilotos para adaptar el receptor a las características físicas del medio de transmisión realizando una "estimación de canal".

Un método mejorado de corrección de errores, que ya se utilizaba en DVB-S2, ofrece mayor robustez frente a interferencias con valores similares de relación señal/ruido. Por tanto, se consiguen también transmisiones fiables cuando se utilizan códecs de elevada compresión.

International Website