Nuestros empleados

«Trust»: la confianza es la clave del éxito del equipo —y de los productos

Cuando una «startup» pasa a formar parte de un grupo empresarial, corre el riesgo de perder la agilidad de su mentalidad emprendedora. ¿Cómo funciona el trabajo en equipo cuando cambia la plantilla y las estructuras? Una astrofísica, un especialista en informática aplicada y un director de software hablan sobre el anhelo de trabajar cara a cara, la soberanía de los datos y la decisión de ponerse manos a la obra.

Trusted Gate

Un equipo de software en la senda hacia la soberanía de los datos

Un rasgo particular distingue al equipo de desarrollo que rodea actualmente a Bruno Quint: la diversidad. Formado por quince componentes, representa una unidad compacta. Entre todos ellos aportan una diversidad de perspectivas, trasfondos profesionales, edades, nacionalidades y planteamientos. Su denominador común es, sobre todo, su entusiasmo palpable por seguir desarrollando R&S®Trusted Gate y por participar en la conformación de la dinámica del mercado. Les une la pasión por las nuevas tecnologías y, al mismo tiempo, la aspiración de lograr controlarlas. Su objetivo es lograr que muchas personas y compañías puedan trabajar de forma transparente en la nube y preservar al mismo tiempo la soberanía de los datos. El elemento básico esencial para conseguirlo es el cifrado inteligente con archivos virtualizados. Y para ello es indispensable el trabajo en equipo: entre expertos que colaboran de tú a tú.

La mentalidad emprendedora se funde con el pensamiento corporativo

Cuando la empresa de Bruno Quint pasó a formar parte de Rohde & Schwarz Cybersecurity en 2016, el consorcio no solo asumió una nueva temática tecnológica, sino también un equipo acostumbrado a superar los límites, a cuestionarlo todo. Como puntualiza el director de seguridad en la nube, «la soberanía de los datos es el último bastión. En un entorno de nube, son lo único que poseemos. Quería expandir nuestra idea, y hacerlo con una gran compañía que funcionara bien. Por lo tanto, tuvimos que acostumbrarnos a las nuevas estructuras y los distintos tipos de segmentación». No puede contener una sonrisa. «Y entonces lo cambiamos a nuestra manera».

¿Cuál es la diferencia?

En este proceso, lo importante no eran las herramientas. Es la mentalidad. Dentro del equipo el trabajo siempre se repartía de forma igualitaria: todos los miembros del equipo eran flexibles, tanto en la forma de pensar como en el modo pragmático de abordar las cosas. Bruno Quint, doctor en física nuclear, apunta: «Nuestros clientes trabajan en la nube, y allí no hay lugar para estructuras de pensamiento monolíticas. Nosotros no solo les brindamos el producto adecuado, sino también la forma de trabajar apropiada: atendemos a sus necesidades de forma ágil y dinámica. Y nos ponemos manos a la obra».

carreer_

En Rohde & Schwarz respondemos a las necesidades de nuestros clientes de forma dinámica y ágil.

carreer_teamwork

El trabajo en equipo es fundamental a la hora de trabajar con nuevos aspectos tecnológicos.

La visión de equipo

La composición del equipo también ha cambiado. Se han creado nuevos roles. Sin embargo, en general los títulos y roles cambian con fluidez. Se implantaron medidas para garantizar que todos pudieran aprovechar el conocimiento del equipo de desarrollo de la mejor manera posible, entre otras cosas mediante un principio de seis ojos: un miembro escribe el código, otro lo evalúa, y otro se encarga del aseguramiento de la calidad. En el equipo los roles funcionan por rotación. «Esto nos facilita una amplia perspectiva durante el desarrollo, y estamos aprendiendo constantemente. Lo que más aprecio es la variedad de las tareas de mi trabajo» señala Anja Braatz. La astrofísica postdoctoral está centrada en la programación del proxy inverso. «Abordar nuevos temas ha sido una constante durante toda mi vida profesional. Esta es la clave del éxito de nuestro equipo: no nos quedamos parados. Nos ocupamos continuamente de nuevos aspectos técnicos e intercambiamos nuestro parecer de forma intensa».

La comunicación nutre la confianza

Este intercambio de ideas y de información dentro del equipo es también un elemento clave para el responsable del producto. Fabian Richter es técnico en informática aplicada y está especializado en el campo de los sistemas de software distribuidos. Y es también quien ata literalmente los hilos: establece las prioridades de las tareas, calcula el esfuerzo necesario, redacta conceptos técnicos y asigna recursos en función de las necesidades. «La comunicación dentro del equipo es esencial. Realizamos breves encuentros personales diarios, realmente cada día. Durante la pandemia, obviamente, de forma virtual. Es una inversión que vale la pena». Lo que más aprecia es que en el equipo reina un trato de tú a tú. «No nos aferramos a unas estructuras externas invariables. Cada miembro tiene la oportunidad de aprender y de hacerse valer como experto, incluso si está recién incorporado». Comparte la visión pragmática de Bruno Quint. Como responsable del producto, elige lo mejor de la caja de herramientas del método ágil. «No damos preferencia a un conjunto de principios determinado. Utilizamos todo lo que Scrum, Kanban y Tuleap puedan ofrecernos para progresar».

Las preguntas generan sinergias

¿Qué ha adquirido más importancia para los tres en su trabajo en equipo? Como sugiere el nombre del producto, R&S®Trusted Gate, se ha establecido una cultura de confianza en la comunicación, en el tratamiento de los errores y a la hora de formular preguntas. Fabian Richter señala: «Todos gozamos de la confianza de todos. Nadie tiene nada que esconder como profesional». Anja Braatz añade: «La única forma de progresar es planteando preguntas. Trabajamos codo con codo con los expertos, y es fabuloso poder compartir los conocimientos que poseemos de esta forma». Y Bruno Quint agrega que «a pesar de que estamos ansiosos por poder volver vernos cara a cara pronto, sabemos que también funcionamos estupendamente como equipo desde diferentes ubicaciones. Creemos en las sinergias del equipo; nuestras puertas están abiertas: en los despachos y también en nuestras mentes».

Conozca a nuestros compañeros

Rohde-schwarz-career-bruno-quint.jpg

Dr. Bruno Quint, director de software

«Plantear preguntas significa mejorar el código, mejorar el producto y mejorar el futuro. Creemos en las sinergias del equipo; nuestras puertas están abiertas: en los despachos y también en nuestras mentes».

Rohde-schwarz-career-anja-braatz.jpg

Dr. Anja Braatz, desarrolladora de software

«Superamos los límites de lo que es técnicamente factible – cada día vamos un poco más lejos. Todos somos expertos en nuestro campo, y compartimos nuestros conocimientos con todos los demás».

Rohde-schwarz-career-fabian-richter.jpg

Fabian Richter, responsable del producto

«Nuestro trabajo en equipo es lo que nos distingue: la creatividad, la fiabilidad y las decisiones orientadas a la seguridad. La comunicación dentro del equipo es esencial. Somos un equipo de expertos con un trato de tú a tú».