La ayuda está en camino

La ayuda está en camino

jun. 20, 2019

Cómo funciona el servicio de llamada de emergencia para automóviles eCall

El botón de llamada de emergencia (normalmente rojo) del tablero de mandos es obligatorio para todos los vehículos comercializados en la UE a partir del 31 de marzo de 2018, aunque algunos modelos lo incorporaron con anterioridad. Sirve para realizar una llamada al número de emergencias estándar en Europa, el 112. Puede iniciarse por un problema grave de salud de uno de los ocupantes que requiera atención inmediata o por un accidente grave que implique a otros vehículos y presenciado por una tercera persona.

Pero la función más importante del sistema eCall es realizar una llamada de emergencia cuando se despliega una bolsa de aire y esto solo suele suceder cuando hay un impacto considerable. Gracias a eCall, no importa dónde esté ubicado dentro de la UE, usted puede descansar seguro de que el centro de llamadas de emergencia recibirá toda la información esencial que necesita el servicio de respuesta ante emergencias: ubicación del accidente (coordenadas geográficas), sentido de desplazamiento (importante en autopista), hora del accidente, tipo de vehículo, tipo de combustible del vehículo (importante para el departamento de bomberos) y número de ocupantes (basado en el número de cinturones de seguridad abrochados y otro método de detección de ocupantes).

La información adicional es opcional. Debe establecerse una conexión de voz para permitir la transmisión de datos. A través de esta conexión, el operador puede hablar con los ocupantes si estos están en condiciones de hacerlo. También es posible obtener otros datos a partir de la consola de audio.

No más muertes en carretera a partir de 2050

No más muertes en carretera a partir de 2050

eCall fue presentado después de varios años de debates y coordinación a nivel europeo. En la UE se han adoptado iniciativas locales, como el proyecto Visión Cero en Suecia, cuyo objetivo era utilizar medios técnicos y administrativos para reducir a cero el número de lesiones graves o mortales en accidentes de tráfico.

No obstante, la UE ha tenido que rebajar sus ambiciosos objetivos iniciales. Según los planes actuales, el objetivo original de reducir a la mitad el número de muertes en carretera entre 2010 y 2020 se debe alcanzar en 2030. En 2050, no debería haber más fallecimientos en carretera dentro de Europa.

Los fabricantes toman la delantera

Los fabricantes toman la delantera

Un requisito previo del sistema de llamada de emergencia para automóviles es que el vehículo conozca en todo momento su ubicación y pueda transmitirla de forma inalámbrica. Las tecnologías necesarias para ello, sistema de posicionamiento por satélite y telecomunicaciones digitales, se introdujeron prácticamente al mismo tiempo en EE. UU. hacia mediados de los 90 y se utilizaron rápidamente para definir servicios exclusivos de llamada de emergencia para automóviles. General Motors y Ford fueron los pioneros: GM con su sistema OnStar que apareció por primera vez en el Lincoln Continental de 1996 y Ford con RESCU que requería pulsar un botón para determinar la ubicación en lugar de funcionar de forma automática. Los primeros fabricantes europeos se incorporaron al poco tiempo, como hizo BMW en 1997.

Esto supone que durante mucho tiempo los servicios de llamadas de emergencia no estuvieron estandarizados ni gestionados por los organismos públicos. En su lugar, se dejó la iniciativa a los fabricantes, que no tenían objetivos políticos y plantearon sus servicios como una ventaja competitiva para obtener beneficios comerciales. Los centros de llamadas de emergencia no eran por tanto servicios públicos. Eran privados y comerciales. En contraste, el sistema europeo eCall es un sistema con fundamento jurídico y los 28 estados miembros de la UE están obligados a introducirlo. Para que pudiera funcionar en toda Europa, se eligió la solución más avanzada en el momento de la especificación, pero debe considerarse poco afortunada desde la perspectiva actual.

Obsoleto desde el principio

Obsoleto desde el principio

En la época en que se crearon los fundamentos de eCall, el único sistema que se podía considerar ampliamente disponible era el venerable sistema de comunicaciones móviles GSM que ahora se conoce como sistema 2G. Aunque el GSM es digital, es decir, que transmite bits, es en esencia un sistema puramente de voz. Las ampliaciones de la norma, como GPRS y SMS, permitieron comunicaciones de datos rudimentarias, pero en caso de duda hubo reticencias para requerir su disponibilidad. Para permitir transmisión de datos a pesar de ello, se utilizó un truco: los bits se convertían en tonos y se enviaban sobre un canal de voz.

Las máquinas de fax también funcionan de este modo y, si usted ha llamado alguna vez a un número de fax por error, ya sabe cómo suenan estos tonos. Este método no es muy rápido según los estándares actuales, pero es lo bastante rápido para eCall. Solo es necesario enviar 140 bytes al centro de llamadas de emergencia y esto es poco más que una línea de texto. Este conjunto mínimo de datos (MSD) contiene la información descrita anteriormente. En este aspecto, no hay ningún problema con el sistema ya que cumplía su propósito. Pero hay otro motivo por el que los vehículos equipados con esta solución son probablemente más antiguos que el sistema eCall: las redes GSM están a punto de extinguirse. Sus frecuencias se necesitan con urgencia para métodos más avanzados como LTE y 5G. Ahora que LTE también puede transmitir voz (a diferencia de GSM, se trata de un sistema puro de transmisión inalámbrica de datos que se tuvo que equipar con voz), ya no hay necesidad de tener un sistema puro de voz como el GSM, especialmente porque la cobertura LTE estará disponible en toda Europa en pocos años. Si la UE quiere tener un sistema público de llamadas de emergencia para automóviles que funcione, debe encontrar nuevas soluciones con rapidez. Esto no será difícil en términos tecnológicos porque el sucesor ya está especificado.

Por cierto, esta vez Rusia va muy por delante de la Unión Europea. Su sistema de llamadas de emergencia ERA-GLONASS no solo ha sido obligatorio en Rusia y otros países de la Unión Aduanera Euroasiática (EACU) desde principios de 2015, también incluye autobuses y camiones (frente a solo vehículos de pasajeros en la UE) y también funciona en redes UMTS (3G). Utiliza el sistema de satélites ruso GLONASS para la localización, pero también puede funcionar con GPS. Aparte de esto, ERA-GLONASS funciona del mismo modo que eCall y transmite la misma información.

El sucesor está preparado

La nueva generación de eCall (NGeCall) utiliza uno de los módulos de software del estándar de comunicaciones móviles LTE. El subsistema multimedia IP de LTE (IMS) permite una moderna implementación de la funcionalidad básica de eCall y ofrece bastante ámbito para ampliaciones. Las señales de tonos son algo del pasado en la versión basada en LTE. No obstante, el moderno sistema no establece una conexión de voz (voz sobre LTE, VoLTE): un componente esencial de cualquier sistema de llamadas de emergencia.

NGeCall transmite los mismos datos que eCall: el conjunto mínimo de datos de 140 bytes. Sin embargo, como el sistema establece una conexión de datos rápida, también ofrece la opción de transmitir datos adicionales que pueden resultar de utilidad en una situación de emergencia. Por ejemplo, los relojes inteligentes vinculados al sistema telemático del vehículo pueden entregar los datos de constantes vitales de los ocupantes. O una cámara en línea puede ofrecer una vista de la situación sobre el terreno. En el otro sentido, el centro de llamadas de emergencia podría enviar ordenes de control remoto hacia el vehículo, por ejemplo, para desbloquear las puertas o desconectar el encendido. Esto último ya era posible en 2009 con el sistema OnStar de GM, pero solo estaba previsto para desactivar vehículos robados.

Aunque NGeCall ya está definido técnicamente, todavía no se ha adoptado oficialmente y su futuro sigue siendo incierto. Como la mayor parte de sus requisitos previos técnicos ya existen, se puede asumir que los fabricantes de vehículos tomarán la iniciativa del mismo modo que hicieron en los comienzos de los sistemas de llamadas de emergencia. Muchos sistemas telemáticos son compatibles no solo con eCall, sino también con sistemas específicos de una marca cuyo diseño solo depende del fabricante. El fabricante solo tiene que asegurarse de que el eCall estándar se active automáticamente si su propio sistema no está disponible o que el propietario del vehículo tenga libertad para elegir el sistema que desee utilizar.

Seguridad comprobada: mediciones de eCall, NGeCall y demás

Seguridad comprobada: mediciones de eCall, NGeCall y demás

Como todos los sistemas complejos de comunicaciones y procesamiento de datos, es necesario verificar con pruebas el funcionamiento sin fallas de un sistema de llamadas de emergencia para automóviles. Las unidades telemáticas del vehículo deben ser capaces de generar y procesar las señales exactamente como están definidas en las normas correspondientes. Rohde & Schwarz ha desarrollado una solución universal de prueba que es compatible por igual con eCall, NGeCall y ERA-GLONASS. El sistema de prueba simula un entorno real que consta de una red móvil y un sistema de posicionamiento por satélite. Se ejecuta en un escenario de emergencia y mide el comportamiento del dispositivo bajo prueba (DUT): una unidad telemática (sistema integrado en el vehículo o IVS).

El sistema de prueba consta de un probador de comunicaciones móviles R&S CMW500 que simula la red móvil (GSM, LTE o cualquier otra red), un generador de señales R&S SMBV100 que produce las señales de satélite (GPS, Galileo o GLONASS) y un PC que asume el papel del centro de llamadas de emergencia (punto de respuesta de seguridad pública, PSAP) y controla la secuencia de prueba. Es posible simular todos los escenarios relevantes en la práctica con esta configuración de prueba, como el caso donde el vehículo sale del área de cobertura de una red NGeCall (la red móvil indica al receptor si es compatible con este tipo de sistema). En este escenario, el IVS debe acceder de forma independiente al estándar eCall en caso de emergencia.

Muchos clientes, fabricantes y también entidades de pruebas, ya han empezado a probar sus equipos electrónicos para llamadas de emergencia con el sistema de Rohde & Schwarz. Su flexibilidad es especialmente sorprendente y su capacidad para simular todas las redes móviles actuales y todos los sistemas de posicionamiento por satélite facilitan los ajustes. No importa el diseño que finalmente realicen en la UE o en otra parte del mundo para sus futuros sistemas de llamadas de emergencia para automóviles, la solución de Rohde & Schwarz será capaz de probarla.*)

*) Una solución para 5G requeriría una ampliación del probador de redes móviles.

Temas relacionados
Soluciones para pruebas en la industria automotriz

Más información

Vehículos conectados

Más información

Llamada de emergencia: solución de prueba con certificación independiente

Más información

Tecnología en acción

Tres generaciones en el hielo

Los equipos de onda corta de Rohde & Schwarz garantizan desde hace años la comunicación segura de las bases científicas italianas en la Antártida con sus centrales europeas.

Más información

Televisión móvil, un nuevo enfoque

En el despertar del despliegue del 5G, una idea antigua podría cobrar nueva vida: poder ver la televisión en dispositivos móviles. Un proyecto piloto está midiendo su viabilidad.

Más información

El Internet de los animales listo para el despegue

ICARUS, el ambicioso proyecto de observación a gran escala de animales utilizando la estación espacial internacional (ISS), está apunto de ser lanzado.

Más información

Solicitar información

¿Tiene alguna pregunta o necesita más información?Simplemente llene este formulario y nos comunicaremos con usted a la mayor brevedad posible.

Permiso de marketing

Deseo recibir información de Rohde & Schwarz por

¿Qué significa esto exactamente?

Estoy de acuerdo con que ROHDE & SCHWARZ GmbH & Co. KG y la entidad o subsidiaria ROHDE & SCHWARZ que figure en la Declaración de confidencialidad del sitio web se ponga en contacto conmigo a través del canal elegido (correo electrónico o correo postal) para fines de marketing y publicitarios (p. ej., información sobre ofertas especiales y promociones de descuentos) en relación con, pero sin limitarse a, productos y soluciones para prueba y medición, comunicaciones seguras, monitoreo y pruebas de redes, broadcast y media así como ciberseguridad.

Sus derechos

Esta declaración de consentimiento se puede retirar en cualquier momento enviando un correo electrónico a news@rohde-schwarz.com con el asunto «Cancelar mi suscripción». Además, en cada correo electrónico enviado se incluye un enlace para cancelar por correo electrónico la suscripción a futuros anuncios. En la Declaración de privacidad encontrará información adicional sobre el uso de los datos personales y el procedimiento de retirada.

Gracias.

Su equipo Rohde & Schwarz

Se ha producido un error. Inténtelo de nuevo más tarde.